jueves, 19 de noviembre de 2009

Accesar


Al energúmeno que se inventó este palabro bien podríamos darle el accésit al más recalcitrante creador de espanglish innecesario. Hay un curioso grupo de imbéciles que se dedicar a traducir el verbo inglés “to access” (/'ækses/) —“entrar a”, “acceder a”, “obtener acceso a”, “conseguir acceso a”, “ingresar”— por el engendro “accesar”. Así, puede leerse cómo se quejan de no poder “accesar a su correo electrónico”, cosa que es de agradecer, puesto que de ese modo se reduce el número de memeces que van a ser capaces de vomitar a través de sus desgastados teclados, tales como “Manifiesto a usted que el término ‘accesar’, a pesar de que no existe en el diccionario académico, es ciertamente indispensable en el área de la computación además de que su forma es correcta, por lo que sí puede usarse”.

Cúter


Calco cutre del inglés “cutter” /ˈkʌtəʳ/ (“tenazas”, “cortador”), referido a la ‘cuchilla recambiable que se guarda dentro de su propio mango y sirve para cortar papel, cartón u otro material parecido’, que en realidad en inglés se denomina “box cutter” (/bɒksˈkʌtəʳ/).
“Cutter” en inglés pertenece a la familia del verbo “to cut” (“cortar”), y puede referirse casi a cualquier utensilio que realice dicha acción (“corta vidrios”, “tenazas”, “cuchilla [para moqueta]”, “trincheta” —en Uruguay—, “cortador de cajas”, “cuchillo cartonero”, “corta papel”, “corta cartón”, etc.). Es incorrecto su uso en femenino: “una cúter”.
Otro significado de esta palabra es “barco/buque guardacostas” o, según lo define el DRAE, ‘embarcación con velas al tercio, una cangreja o mesana en un palo chico colocado hacia popa, y varios foques’.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Cover (/'kʌvə(r)/)



De entre los múltiples significados de este vocablo inglés (“tapa”, “cubierta”, “funda”, “forro”, “tapadera”, “pantalla”, “cobertor”, “cubrecama”, “colcha”, “manta”, “abrigo”, “cobertura”, “cobijo”, “refugio”, “escondite”, “cubierto”, “portada”, “carátula”, etc.) han sido estas dos últimas las que han sido del agrado de los inspirados creadores del espanglish para su implantación en nuestra lengua. Así, ya no se habla de la “carátula” de un disco, sino del “cover” (o “la cover”, yo qué sé). Y, yendo todavía más lejos, tampoco se dice “canción versionada” ni “versión”, sino “cover”, como calco de la expresión “cover band” (también “tribute band”) o grupo musical que sólo interpreta versiones.

martes, 10 de noviembre de 2009

Camel (/'kæməl/)


Como nombre de un color, se trata de una de las gamas del marrón, parecido al color del pelo del camello (no sé si valdrá también el dromedario). Desconozco el por qué del hecho de que por aquí también lo denominemos “camel” en vez de “camello” (o, simplemente, “marrón”), aunque podría ser fácilmente atribuible a nuestra atávica pedantería (perdón, esnobismo).