jueves, 18 de diciembre de 2014

“Colofón”, mejor que “colofón final”



La expresión “colofón final” es redundante, pues en la definición de “colofón” (‘remate, final de un proceso’) ya queda incluida de manera explícita la condición de “final”.
Es bastante habitual, sin embargo, encontrarse con frases en los medios de comunicación en las que se usa este añadido superfluo: «El chorro de voz de la soprano estadounidense ha servido de preludio para el “colofón final” de la balada», «La competición de élite masculina será el “colofón final” a unos mundiales llenos de ciclismo» o «Pondrá el “colofón final” un anillamiento científico de aves».
En todos estos ejemplos habría bastado con escribir “colofón”, término que por sí solo ya expresa con rotundidad el “final” de un proceso, su “culminación”.
Por último, conviene recordar que la primera acepción de “colofón”, y así lo recogen la mayoría de los diccionarios, incluyendo el Diccionario de la lengua española, es la de ‘anotación al final de los libros, que indica el nombre del impresor y el lugar y fecha de la impresión, o alguna de estas circunstancias’.

Otros palabros (XXXVI): Desde


Sólo debe usarse cuando denote lugar, tiempo o punto de llegada. Así, serían incorrectas frases como «Señores procuradores, señores consejeros; desde la emoción en el recuerdo de Franco, ¡viva el Rey! ¡Viva España!» (Rodríguez de Valcárcel en su discurso previo al juramento del Rey Juan Carlos I); «La política que pretende impulsar desde la acción del Gobierno» (en vez de “mediante” o “con”); «Esta Cámara, desde una decidida voluntad de colaboración, ejercerá sus funciones desde la cierta significación institucional que le atribuyen las leyes» (en vez de “con”); «Estoy seguro de que ejercitaremos nuestra función con el objetivo de servir a nuestro pueblo desde la lealtad al Rey» (Fernández Miranda).

viernes, 12 de diciembre de 2014

“Prevenir” algo no es lo mismo que “prevenir de” algo



La expresión “prevenir de algo”, con la preposición “de”, significa ‘avisar o advertir de que algo puede ocurrir’ y por ello no es apropiado su uso en lugar de “prevenir algo”, sin la preposición, que significa ‘tratar de evitar o impedir un daño’.
En las noticias se pueden encontrar ejemplos donde aparece este giro usado de modo inapropiado: «El ejercicio se presenta como la vacuna que “previene de” las enfermedades» o «Se han instalado zócalos que “previenen de” rozaduras y el ensuciamiento de las paredes».
Tal como señala el Diccionario del estudiante de la Real Academia Española, cuando “prevenir” significa ‘prever o tratar de evitar un daño o peligro’ o ‘prever un acontecimiento y tomar medidas y precauciones’, no se usa la preposición “de”, que sí puede emplearse con el sentido de ‘informar con anticipación’.
Atendiendo a lo que se quiere expresar, las frases anteriores se podrían haber redactado del siguiente modo: «El ejercicio se presenta como la vacuna que “previene” las enfermedades» o «Se han instalado zócalos que “protegen de” rozaduras y el ensuciamiento de las paredes».
Sí se puede decir “prevenir de algo” cuando tiene los sentidos de ‘avisar’ y ‘alertar’, como en «Sus compañeros le han “prevenido de” las consecuencias que tendría para su carrera», así como cuando se usa con pronombre, con el sentido de ‘protegerse ante alguien o algo’, como en «Se aconseja la vacunación para “prevenirse de” (o contra) la gripe».

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Otros palabros (XXXV): Derrogar


Puede ser tanto una mera “incultez”, al confundir “hacerse (de) rogar” con “hacerse derrogar”, o un arcaísmo del verbo “derogar” (‘dejar sin efecto una norma vigente’), en frases como «El alcalde de Sogamoso derrogó la medida que impedía el tránsito de vehículos pesados por zonas urbanas» o «¿Mantendrán el matrimonio entre personas del mismo sexo o derrogarán la ley?», aunque en este segundo caso también puede tratarse de un calco del gallego, lengua en la que existen ambas formas, o del portugués, en la que se utiliza “derrogar”.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Iff (/ɪf/)


Abreviatura en inglés de la “proposición bicondicional” («sí y sólo si»), que en español suele abreviarse como “ssi”, “sii” o “syss” y que en matemáticas y lógica se expresa con los símbolos lógicos “↔”, “⇔” o “≡”.

martes, 2 de diciembre de 2014

Otros palabros (XXXIV): De mientras


Esta forma procede directamente de la expresión latina “dum interim”, que se usaba en el latín hablado con el significado de “mientras”. En castellano clásico pasó a ser “demientra” o “demientre” y en el español actual las formas correctas son “mientras” o “mientras tanto”, considerándose “de mientras” un arcaísmo, documentado por ejemplo en estos versos de Santa Teresa: ¡Oh bondad infinita de mi Dios, que me parece os veo y me veo de esta suerte! ¡Oh regalo de los ángeles, que toda me querría, cuando esto veo, deshacer en amaros! ¡Cuán cierto es sufrir Vos a quien os sufre que estéis con él! ¡Oh qué buen amigo hacéis, Señor mío, cómo le vais regalando y sufriendo y esperáis a que se haga a vuestra condición y tan “de mientras” le sufrís Vos la suya!
Las formas “de mientras”, “para mientras” e incluso “en de mientras” corresponden a usos coloquiales regionales de Mesoamérica (México y Centroamérica) y algunas zonas rurales de España (Navarra). No es un uso literario o culto, sino popular y vulgar, aunque es posible leerlo en diarios y, evidentemente, páginas de internet (Edu Agut nos asegura que «“de mientras”, nuestros ahorros descansan en nuestra cuenta corriente y no nos dan ningún tipo de rendimiento»).

lunes, 1 de diciembre de 2014

Otros palabros (XXXIII): Deflagrar


Dicho de una sustancia, ‘arder súbitamente con llama y sin explosión’. Aunque extendido en el lenguaje periodístico, es impropio su uso con el sentido de “estallar”, así como el del sustantivo derivado “deflagración” (‘combustión que se produce con gran rapidez, acompañada de llama y sin explosión’) como “explosión”.
“Explosión” hace referencia a una ‘ruptura violenta de un cuerpo por la acción de un explosivo o por el exceso de presión interior, provocando un fuerte estruendo’; y “estallar” indica el ‘reventar, abrirse o romperse (algo) violentamente con ruido seco e intenso, saliendo al exterior lo que contiene’.
En consecuencia, “deflagrar” no es sinónimo de “estallar” o “explotar”, ni “deflagración” es sinónimo de “estallido” o “explosión”.