jueves, 26 de marzo de 2015

Eutanizar


Verbo mal formado, quizás por influencia del inglés “euthanize” /ˌjuːθəˈnaɪz/, para designar el acto de ‘practicar la eutanasia’, ‘someter a eutanasia’ o ‘recibir la eutanasia’. Partiendo de dicha raíz (del griego “εὖ”, “bien”, y “θάνατος”, “muerte”), lo correcto en todo caso sería “eutanasiar” (del mismo modo que no decimos “anestizar”, sino “anestesiar”, posiblemente gracias a que en este caso en inglés sí que han respetado la etimología —“anesthetize” o “anaesthetise” /æˈniːsθɪtaɪz/—) o “eutanatizar” (que también tiene su equivalente en inglés: “euthanatize” /ˌjuːθəˈnataɪz/), formado a partir del hipotético adjetivo “eutanático” (del latín moderno euthanaticus, -a, -um), siguiendo el mismo modelo que “democratizar” (de democrático), “aristocratizar” (de aristocrático) o “ironizar” (de irónico). Tampoco son correctas otras variantes aún más rebuscadas como “eutanisar” o “eutanatisar”.
Aparte de todo lo anterior, la Fundéu opina que no debemos confundir “eutanasiar” (‘acelerar o provocar la muerte de un enfermo incurable para evitarle sufrimiento, ya aplicando medios adecuados, ya renunciando a aplicar los que prolongarían su vida’) con “sacrificar” (‘hacer sacrificios, ofrecer o dar algo en reconocimiento de la divinidad’; ‘matar reses u otros animales, especialmente para el consumo’). Sin embargo, D. Fernando A. Navarro nos explica que, en el ámbito de la veterinaria y la experimentación con animales, es frecuente el uso de “to euthanize” con el sentido de ‘matar profesionalmente de forma indolora’ a un animal sano con el fin de obtener algún beneficio (ya sea éste alcanzar el favor de las divinidades, destinarlo al consumo humano o evitar la propagación de una enfermedad infectocontagiosa).

martes, 24 de marzo de 2015

Otros palabros (XLIII): Escrutinar


Calco del portugués utilizado por Luis M. Ariza en un artículo de El País Semanal. En español utilizamos el verbo “escrutar” (del latín “scrutāre”, no “scrutināre”), la expresión “realizar un escrutinio” (del latín “scrutinĭum”), o bien sinónimos como “indagar”, “examinar”, “explorar”, etc.

Otros palabros (XLII): Equilicuá / Equilicual


Interjección procedente del latín “aequalis” (“igual”) que se exclama, con cierto matiz de sorpresa, cuando se encuentra la solución a un problema o la respuesta acertada a un enigma («¡“Equilicuá”, ya lo tengo!»).
En algunas zonas también se utiliza como corrupción del italiano “eccolo quá” (“helo aquí”), que a su vez deriva del latín “eccum hac” (“he aquí”), para reafirmar lo dicho o expresar conformidad («“Equilicuá”, en saliendo del pueblo a la derecha to tieso»).
Miguel Delibes, por su parte, recoge otro uso bien diferente en su genial obra “Castilla habla”, recopilación de varios artículos periodísticos que hacen las delicias de antropólogos o de cualquier persona que esté interesada en la historia, la economía, la agricultura, el lenguaje o la cultura en general: «Que yo me recuerdo antes, en llegando San Pedro, ya andaban los ganados en el monte, y el pastor “equilicual” [“igual” o “igual que”], a ver, allí esclavo, hasta octubre, tres meses.»

lunes, 23 de marzo de 2015

Magnificar


Probablemente por influencia del inglés “to magnify” (/ˈmægnɪfaɪ/), en informática, óptica y otras disciplinas, se ha extendido el uso de “magnificar” en casos en los que habría sido preferible escribir “ampliar”, “agrandar” o “aumentar”.
Aparte de este calco, en español “magnificar” suele utilizarse como sinónimo de “ensalzar”, “alabar”, “engrandecer” o “exagerar”. Es por ello que, si buscamos posibles traducciones de “magnificar” al inglés, no nos encontramos con “magnify”, sino con “exaggerate”, “praise”, “extol”, “glorify” o “acclaim”.

viernes, 20 de marzo de 2015

Blooper (/ˈbluːpəʳ/)


Incluido por el diario 20 Minutos en su Diccionario de palabros de la tele, donde lo definen como ‘meteduras de pata en la grabación de un reportaje o serie’, como las “tomas falsas” que se solían mostrar al final de cada capítulo de El príncipe de Bel-Air o de películas de Pixar como Toy Story, Bichos o Monsters Inc., o las “pifias” o “gazapos” que detectan los espectadores, como en Felipe y Letizia.
El diccionario Merriam-Webster define este término como ‘error embarazoso, generalmente en público’ y en los bilingües encontramos traducciones como “planchazo”, “burrada”, “chascarro” (Chile), “carnecitas” (Perú), etc. Por su parte, la Fundéu recomienda alternativas como “cantada”, “patinazo”, “descuido”, “tropezón [bochornoso]”, “error [garrafal]”, “fallo [estrepitoso]”, “accidente [embarazoso]” o “cagada”.

jueves, 19 de marzo de 2015

M-Commerce (/emˈkɒm3ːs/)


Abreviatura de “mobile commerce” (/ˈməʊbaɪlˈkɒm3ːs/), es decir, literalmente “comercio móvil”, que designa la evolución del “e-commerce” (/iːˈkɒm3ːs/) o “comercio electrónico” con la variante de que la compraventa de bienes y servicios no sólo se tramita por internet, sino que se realiza a través de dispositivos móviles, bien por medio de una aplicación o “mobile app” (/ˈməʊbaɪlˌæp/), bien entrando a la página del vendedor adaptada para su navegación para móviles o “m.site” (/emsaɪt/).

miércoles, 18 de marzo de 2015

Consumible


El DRAE lo define como ‘que puede consumirse’ y se utiliza habitualmente para referirse al material que se consume con el uso, especialmente en el caso de oficinas (cartuchos de impresora, papel para impresión…). El propio uso de la palabra (‘que se consume con el uso’) nos lleva al vocablo “[material / bien / artículo] fungible”, que sería mucho más apropiado en este contexto, pero la influencia del inglés “consumable” (/kənˈsjuːməbl/), como de costumbre, ha sido implacable, por lo que ya es prácticamente imposible hacerse entender a no ser que utilicemos este calco.
En algunos países americanos se ha extendido el uso de la palabra “insumo” (‘conjunto de elementos que toman parte en la producción de otros bienes’) para designar materiales que no son materias primas ni propiamente de producción, como es el caso de los “fungibles” informáticos, aunque también se utiliza para referise a los propios “componentes” o “accesorios” de un equipo informático (tarjetas, placas, procesadores, discos duros…); «Nuestras equipas son manufacturados con “insumos” first quality», rezaba la publicidad de un fabricante de ordenadores de La India con ajustadísimos precios gracias a su ahorro en traducciones profesionales.

martes, 17 de marzo de 2015

Esclavaje


Innecesario calco del francés “esclavage” (/ɛsklavaʒ/) que en ocasiones se utiliza en lugar del español “esclavitud”. Esperemos que palabras de la misma familia como “esclavagisme” (/ƐsklavaƷism/) y “esclavagiste” (/ɛsklavaʒist/) no sigan el mismo camino, con lo que pronto se popularizarían otras adaptaciones como “esclavajismo” en lugar de “esclavismo” y “esclavajista” en lugar de “esclavista”.