miércoles, 31 de agosto de 2016

Final del día, al


Según el contexto, la expresión inglesa “at the end of the day” puede tener un sentido literal (“al finalizar el día”, “al terminar el día”, “al final de la jornada”) o figurado (“después de todo”, “a fin de cuentas”, “al fin y al cabo”). Conviene, por lo tanto, prestar atención a ese contexto para no calcar esta expresión inglesa al español en su sentido literal cuando en realidad corresponda su sentido figurado.
Véase como ejemplo el siguiente extracto, tomado de un texto de D. Jesús Fernández-Villaverde (de quien ya publicamos su estupenda presentación La salida de la crisis: cómo y cuándo) en la bitácora Nada es gratis: «“Al final del día”, una reducción dramática de este nivel de intercambios puede ser más perjudicial para Alemania y sus socios que para el Reino Unido». Es evidente que otras expresiones como “en definitiva” o “al fin y al cabo” habrían sido más correctas idiomáticamente, puesto que la frase no se refiere a que dicha reducción de intercambios esté teniendo lugar “en las últimas horas de la tarde o de la noche”.
Como profesor universitario en la Universidad de Pensilvania, es natural que se produzcan fenómenos de alternancia de código entre la lengua materna y la de trabajo, de tal modo que se adquiera una tendencia a este tipo de calcos. No obstante, la importante presencia que ha adquirido “NeG” en los últimos años podría justificar la participación de algún corrector que mejorara este tipo de aspectos lingüísticos, quizás el pie de donde más cojea esta interesante publicación.

martes, 30 de agosto de 2016

Opcional


El DRAE lo define como ‘optativo, no obligatorio’, aunque sin marca de anglicismo pese a tratarse de un calco del inglés “optional” (/ˈɒpʃənəl/), que se puede traducir al español como “facultativo” (‘opcional, no obligatorio’) o “discrecional” (‘que se hace libre y prudencialmente’), además de “optativo” (‘que depende de opción o la admite’), que es también un calco, en este caso del francés “optatif” (/Ɔptatif/).
En relación con la sinonimia entre “opcional” y “optativo”, el DPD indica lo siguiente: «[…] existen ciertos contextos en los que se emplea con preferencia uno de estos adjetivos, y no ambos indistintamente; así, referido a materias de estudio, se usa de forma casi exclusiva el adjetivo ‘optativo’ (“asignaturas o materias ‘optativas’”), a menudo sustantivado: “Deberán anotarse año tras año las materias ‘optativas’ escogidas y cursadas por el alumno”; “Impartía la ‘optativa’ de Teatro en el instituto donde trabajo”. Para referirse a las prestaciones suplementarias que pueden añadirse a las básicas al adquirir algo, se emplea normalmente el adjetivo ‘opcional’: “La promoción está dotada de plazas de garaje y trasteros, ambos ‘opcionales’”; “La chaqueta puede ser con o sin cierre, más un chaleco interior ‘opcional’”».
Otra diferencia entre ambos términos radica en el número de posibilidades que implica cada uno. Cuando hablamos de algo “opcional”, sólo hay dos posibilidades (hacer o no hacer): «El examen de Traductología es “opcional”» (no es obligatorio presentarse). Sin embargo, en el caso de “optativo” se escoge entre más posibilidades: «El examen de lenguas extranjeras es “optativo”; se puede elegir entre inglés, francés o alemán» (es obligatorio —no es “opcional”—, y hay que optar por una de las tres posibilidades).
Por su parte, el inglés “optative” (/ˈɒptətɪv/) también proviene del francés “optatif” y, al igual que en el caso del español, tampoco es totalmente intercambiable con “optional”: mientras que éste vocablo se refiere más estrictamente a la posibilidad de “optar”, aquél tiene el matiz de expresar un deseo que puede ser elegido. No obstante, a la hora de traducir hay que prestar también mucha atención a las colocaciones, ya que la traducción de “materia optativa” sería “optional subject”.