jueves, 29 de septiembre de 2016

Gossipear / Gosipear


El inglés antiguo “godsibb” (“mecenas”, “padrino”), formado por los lexemas “God–” (“Dios”) y “–sibb” (“pariente”, “familiar”), dio lugar a “sibling” /ˈsɪblɪŋ/ (“hermano”, “hermana”) y al inglés medio “gossip” /ˈɡɒsɪp/ (“cotilleo”, “chismorreo”, “cotillear”, “chismorrear”). Ya en nuestros días, el espanglish adaptó el verbo inglés a la morfología del español, unas veces manteniendo la doble ese y otras dejando una sola… Y no sólo el espanglish, puesto que en Extremadura también utilizan este híbrido, añadiéndole otras dos variantes: “guisopear” (también utilizada en Murcia, pero como sinónimo de “hisopear”: ‘rociar de agua con el hisopo’) y “gusipear”.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Base


Son muchos los ejemplos de calcos del inglés “basis” /ˈbeɪsɪs/ (“base”, “fundamento”, “forma”) directamente como “base” cuando en realidad no corresponde.
El caso más común y paradigmático es la locución “en base a”, giro propio del derecho posiblemente proveniente del inglés “on the basis of”, aunque muchos autores lo califican de galicismo tomado de “sur la base de” y el DPD lo considera un calco del italiano “in base a”.
El Museo de los horrores del CVC indica que «procede del lenguaje forense» y nos ofrece alternativas como “basándonos en”, “basándose en”, “sobre la base de”, “en relación con” o simplemente “por”. La Fundéu apunta que «para decir que aquello de lo que se habla se hace con apoyo o fundamento en algo, se recomienda emplear preferiblemente “a partir de”, “en función de”, “basado en”, “a partir de”, “de acuerdo con”, “con base en”, “con apoyo en”, “apoyándose en” o “según”». Otras posibilidades serían “tomando como base” o “con” a secas.
También es muy típica la expresión “en una base diaria” (calcada de “on a daily basis”, cuando en español contamos con giros más habituales como “a diario”, “diariamente”, “cada día” o “todos los días”), similar a “en base permanente” (calcada de “on a permanent basis”, en lugar de “de modo permanente”, “permanentemente” o “para siempre”) y “en base regular” (calcada de “on a regular/ongoing basis”, en lugar de “regularmente”, “a intervalos regulares”, “cada tanto” o “de manera regular”).

Impacto


Sus acepciones tradicionales (‘choque de un proyectil o de otro objeto contra algo o alguien’, ‘huella o señal que deja dicho choque’, ‘efecto de una fuerza aplicada bruscamente’) provienen del latín tardío “impactus” (in–, “hacia el interior”, y –pactum, raíz del verbo “pangere”, que significa “clavar”).
Las acepciones más modernas (‘golpe emocional producido por un acontecimiento o una noticia desconcertantes’, ‘efecto producido en la opinión pública por un acontecimiento, una disposición de la autoridad, una noticia, una catástrofe, etc.’), además de las expresiones “impacto ambiental” o “impacto medioambiental” (‘conjunto de posibles efectos sobre el medio ambiente de una modificación del entorno natural, como consecuencia de obras u otras actividades’) son un calco del inglés “impact” (/ˈɪmpækt/), por lo que en esos contextos es preferible optar por otras traducciones más correctas de dicho anglicismo, tales como “impresión”, “efecto”, “repercusión” o “consecuencia”.