lunes, 12 de junio de 2017

Otros palabros (XLX): Aditivar / aditivado


Son numerosas las páginas y foros en los que se explica o se debate la necesidad o no de “aditivar” el gasóleo, el hormigón y otros productos, de los “combustibles aditivados”, etc.
Se trata de neologismos bien formados a partir del sustantivo “aditivo” (‘Sustancia que se agrega a otras para darles cualidades de que carecen o para mejorar las que poseen’); no obstante, cabe preguntarse si nos encontramos ante vocablos necesarios para nuestra lengua, es decir, si cubren algún vacío por no haber ninguna otra palabra precisa y adecuada para referirnos a los mismos conceptos.
Parece evidente que el verbo “aditivar” es equivalente a otros verbos como “añadir” o “adicionar”, y que el adjetivo “aditivado”, teniendo en cuenta la definición del párrafo anterior, no es sino un término publicitario más para vender como novedad algo ya conocido desde hace tiempo, simplemente buscándole una denominación más aparatosa en lugar de “mejorado” o “potenciado”.
No voy a ser yo, ahora que vuelve a ponerse de moda aplicar a la lingüística las teorías darwinistas de la evolución, quien quite de los labios este sabroso caramelo a los que necesitan de estas creaciones jergales para obtener la satisfacción de sentirse miembros de un grupo exclusivo. No obstante, sí que representaré (perdón, jugaré) el papel (perdón, rol) de agorero del sesquipedalismo puesto que, visto que la evolución cada vez es más rápida, no tardaremos en inventarnos “aditivación” cuando nos aburramos de “aditivo”, lo cual nos proporcionará una oportunidad única de crear “aditivacionar” cuando nos aburramos de “aditivar”, y así sucesivamente.

No hay comentarios: